Tras visitar Toledo y los molinos de La Mancha, nuestra aventura castellana se dirige hoy hasta las Lagunas de Ruidera y las Tablas de Daimiel. En un área bastante seca, ambas reservas naturales dan color y frescor a una de las provincias más áridas del país. Ambas son gratuitas, y ambas son un gran destino para conocer en autocaravana.

Lagunas de Ruidera

El Parque Natural de las Lagunas de Ruidera son un conjunto de 15 lagunas que forman el llamado valle del Alto Guadiana, naciendo el río en los conocidos Ojos del Guadiana. Comparten este Parque Natural las provincias de Ciudad Real y Albacete. Declaradas Parque Natural en 1979, ZEPA en 1988 y Reserva de la Biosfera en 1981, sus transparentes aguas albergan una gran diversidad biológica, tanto animal con vegetal. 

Nuestra casita rodante al borde la Laguna Redondilla

En época estival son una frecuentada zona de baño, en la cual se pueden practicar diversos deportes acuáticos como la vela, paddle surf, kayak o buceo. También tiene zonas dedicadas a la práctica deportiva. 

15 son las lagunas que forman el Parque Natural de las Lagunas de Ruidera.

A lo largo de la carretera que bordea las lagunas podemos encontrar varios restaurantes donde comer y aparcamientos donde dejar el coche o la autocaravana fuera de la carretera. Esta dispone de carril bici, integrado en la misma, sus bordes están pintados de rojo para señalizarlo. 

El Parque Natural comienza, o termina, en el embalse de Peñarroya. Junto a la presa encontramos el castillo del mismo nombre. De origen musulman, pasó a manos cristianas en el Siglo XII, así que os podéis hacer a la idea de la antigüedad del mismo. Justo frente al castillo hay un aparcamiento de tierra donde está permitida la pernocta por un máximo de 48 horas. 

La cascada del Hundimiento separa las lagunas altas y bajas. Tiene una altura de 15 metros

Dejando atrás el castillo seguimos en dirección a Ruidera, e iremos pasando por diferentes lagunas antes de llegar al pueblo. Son las que forman las lagunas bajas. Están son las lagunas Cenagosa, Coladilla y Cueva Morenilla. Al llegar a Ruidera, en el margen derecho de la carretera, hay una área de autocaravanas que aún se estaba terminando de construir cuando llegamos. Junto al cementerio de la localidad se encuentra la cascada del Hundimiento, formada por una riada tras un fuerte periodo de lluvias. Este salto de agua de 15 metros separa las lagunas bajas de las altas. 

En las lagunas altas hay señalizadas varias rutas tanto ciclistas como de senderismo, también encontramos diferentes miradores donde tener preciosas panorámicas este Parque Natural. En las lagunas altas es donde podemos ver más cascadas y las zonas de baño más populares. 

Tablas de Daimiel

Tras la visita a las Lagunas de Ruidera nos dirigimos a uno de los 15 Parques Nacionales que hay en España, el de las Tablas de Daimiel. Situado a 80 kilómetros de Ruidera, es factible visitar ambos parques en un día. Declarado Parque Nacional, es el mayor humedal del centro peninsular, y hogar de muchas aves acuáticas. Muchas de ellas son residentes permanentes del parque, otras en cambio son estacionarias.

También son punto de paso para las migraciones de distintas especies de aves. También fueron declaradas Reserva de la Biosfera en 1981, aunque a día de hoy éste título pende de un hilo debido al mal estado en el que se encuentra el parque. La falta de lluvias inherente a esta zona, se une la sobreexplotación de los acuíferos, dando como resultado un nivel de las aguas mucho menor del recomendable.

El atardecer es la mejor hora para visitar Daimiel

Para hacernos una idea del problema, de las 1750 hectáreas inundables del parque, en los primeros años del Siglo XXI apenas se inundaban 30. Hay que decir también que, en el invierno de 2010, se inundó en su totalidad iniciando un lento proceso de recuperación.

Un fenómeno que se produce en el Parque son los incendios subterráneos debido a la aridez del terreno. La turba autocombustiona y se producen incendios por debajo del nivel del suelo, ayudados por la falta de lluvias.

Para visitar el Parque hay tres rutas señalizadas, una circular de 2 kilómetros de longitud, y otras dos lineales. En todas ellas encontraremos diferentes miradores donde los amantes de la fotografía de naturaleza serán muy felices! Nosotros os recomendamos visitar el Parque bien al amanecer, bien al atardecer. La suave luz de esos horarios realzan la belleza natural del lugar.

En el parque podemos realizar diferentes recorridos de baja dificultad, aptos para todos los públicos.

En Daimiel, al igual que en Ruidera, podemos encontrar un área de autocaravanas donde poder pernoctar y cambiar aguas. Pero si queremos dormir en plena naturaleza, podemos hacerlo en el aparcamiento del Parque Nacional. Para ello sólo tendremos que registrarnos en el centro de visitantes, y podemos estar un máximo de 48 horas. Al final del post encontrareis un mapa con ambas áreas, así como el aparcamiento del Castillo de Peñarroya, y algún otro área para que podais pernoctar con tranquilidad en vuestra visita a las Lagunas de Ruidera y Tablas de Daimiel.

Como siempre, para finalizar os dejamos el vídeo de nuestra ruta en autocaravana por las Lagunas de Ruidera y Tablas de Daimiel. Os invitamos a que os suscribáis a nuestro canal y a seguirnos en nuestras redes sociales. Hasta pronto amigos!!

También te puede gustar:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *