UA-154148864-1

Ruta por los pueblos abandonados de la Sierra Norte de Guadalajara

Hola amiguitos!

La pasada semana decidimos investigar un poco más sobre los pueblos abandonados de nuestra querida Guadalajara. Dimos con unos cuantos situados en la zona de la Sierra Norte que desconocíamos. Se les conoce como los pueblos de olvido.

Como salimos de casa a media mañana, decidimos coger fuerzas antes de empezar el camino en un restaurante que conocemos desde hace tiempo. Se llama «La Vaquería», está en Malaguilla y el plato típico, y que os recomendamos que probéis, son las migas con torreznos.

Migas con torreznos de "La Vaquería" en Malaguilla.
Migas con Torreznos

Romerosa

El primero de la pueblos abandonados que os traemos es Romerosa, una aldea que data del siglo XII construida en lo alto de una colina en distintos niveles.

El estado es prácticamente de ruina. Lo que mejor se mantiene es la iglesia y la fuente de la que datan escritos del siglo XV en los que hablan de la abundancia y buena calidad de sus aguas.

Restos de una casa en Romeros

Dándonos un agradable paseo por lo que queda del pueblo, podemos observar restos de bodegas, muros de casas, tinajas y una casa que aun mantiene el tejado.

Las causas del abandono no se conocen exactamente, aunque probablemente fuesen los malos accesos que tenía el pueblo. También el impacto de la Guerra Civil, ya que esta zona fue muy castigada por la misma.

El acceso a Romerosa se hace desde la carretera de Fontanar CM-101 en dirección hacia Cogolludo. Justo pasado Fuencemillán, sale una carretera hacia la izquierda, la CM-1001, que debes tomar para llegar al desvío de Aleas. Desde la parte alta de Aleas sale una carretera que nos lleva a la urbanización Las Torres. Antes de llegar a ella, a la izquierda verás el desvío a Romerosa. Debes dejar el coche en un lateral del camino, y acercarte a pie hasta los restos del pueblo.

Te recomendamos mucho visitar este pueblo ya que está en un enclave de naturaleza maravilloso rodeado por dos arroyos.

Jócar

El segundo pueblo abandonado nos costó más encontrarlo, ya que pensábamos que mantenía alguna casa o edificio medio en pie. Después de dar varias vueltas a través de distintos caminos, descubrimos que lo único que ha resistido el paso del tiempo y de la reforestación es el cementerio.

Aunque a dia de hoy no quede practicamente nada, Jócar llegó a tener 150 habitantes, iglesia y electridad. De hecho, es la antigua torreta de luz que vemos en la carretera que une Arbancón con Muriel, la que nos indica su ubicación, ya que a día de hoy pasa prácticamente desapercibido.

Observando las lapidas del cementerio pudimos saber que el pueblo probablemente se abandonó sobre los años 60. No fue hasta unos años después cuando ICONA decidió demolerlo para reforestar la zona con pinos e impedir que sus habitantes volviesen.

Verja del cementerio de Jócar

Si quieres visitarlo sigue estas indicaciones y nunca, nunca, nunca hagas caso a Google Maps, ya que te llevará hasta mitad de un pinar. Al salir de Arbancón dirección Muriel, a unos 4´5 kilómetros verás la antigua torreta de la electricidad. Junto a ella, el camino que lleva hasta los restos de Jócar. Si le encuentras en mal estado, unos metros antes sale otro camino, mas ancho y en mejor estado, desde el cual se ve el muro del cementerio. Allí puedes dejar el coche y acercarte andando hasta Jócar.

Sacedoncillo

La última parada de nuestra ruta termina en Sacedoncillo, un pueblo azotado por la Guerra Civil española que tuvo que ser desalojado y fue usado como cuartel y campo de practicas militares. La guerra no fue el final del pueblo, sino que nuevamente ICONA y sus planes de expropiación para la reforestación supusieron el final de los habitantes en Sacedoncillo.

Sacedoncillo no es solo un pueblo abandonado es un lugar perfecto para pasear y olvidarse del alboroto de la gran ciudad. Nos llamó mucho la atención la paz y la tranquilidad que se respira al pasear por los restos de sus calles y edificios y la naturaleza tan brutal de la zona

Uno de los puntos de interés es la conocida como «Fuente de la teta», construida con un proyectil desactivado de la guerra y que nosotros no pudimos encontrar ya que se nos hacia de noche y no nos dio tiempo a más.

Para llegar a Sacedoncillo tienes que coger la carretera de Fontanar, CM-101 en dirección Tamajón. El desvío es por la CM-1004 hacia Tamajón. La carretera de Muriel sale desde dentro de Tamajón, a la derecha si venimos siguiendo estas indicaciones. A menos de tres kilómetros, a la derecha, sale un camino que te lleva hasta él, siempre y cuando no esté embarrado. Si vienes siguiendo nuestra ruta, al pasar Muriel puedes descansar junto al río Sorbe en una explanada que encontraremos a la derecha de la carretera, los más calurosos podrán darse un baño en sus frías aguas en alguna de las pozas que se forman cerca de allí. Cuando la carretera deje de ascender y se terminen sus numerosas curvas, el camino a Sacedoncillo lo verás a tu izquierda.

Mapa pueblos abandonados Sierra Norte
Mapa pueblos abandonados Sierra Norte

Si te has quedado con ganas de más, te dejamos el video que hicimos durante nuestra visita.

Esperamos que te haya gustado la ruta, si no quieres perderte las siguientes, te invitamos a suscribirte al blog y visitarnos en el resto de redes sociales. Y si quieres decirnos cualquier cosa estaremos encantados de oírte, puedes escribirnos un mail a twoontrip@hotmail.com.

Gracias por visitarnos!

You might also enjoy:

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.