UA-154148864-1

Una de las postales de un viaje por la Costa Oeste tiene que ser Horseshoe Bend, la famosa Curva de la Herradura. El río Colorado forma un profundo cañón mientras traza una curva de casi 360 grados antes de adentrarse en el Parque Nacional del Gran Cañón.

Cómo llegar a la Curva de la Herradura.

Si vienes desde el sur, como fue nuestro caso, al abandonar el Gran Cañón por su acceso este tienes que coger la Highway 89 en dirección Page. Si es de los parques de Utah, como Zion Park o Bryce Canyon, al llegar a Page sigue dirección sur por 89. 3 millas al sur de Page encontramos el parking de Horseshoe Bend.

Cuando ir a Horseshoe Bend

Las mejores horas para visitar la Curva de la Herradura coinciden con la salida y la puesta de sol. Es cuando el sol está mas bajo y mejores fotos podrás tomar. Como el ser humano es vago por naturaleza, menos nuestros lectores, muy activos todos vosotros jejeje, si vas a primera hora es cuando menos gente encontrarás. Con la puesta de sol, muchos serán los que estén allí esperando tomar la foto perfecta. Vayas cuando vayas, quedarás impresionado.

Cuánto cuesta la visita

El acceso a la Curva de la Herradura en teoría es gratuito, y decimos en teoría porque lo que se pagan son 10$ por vehículo por aparcar. Si piensas en ahorrarte esos 10$ dejando el coche aparcado en el arcén de la carretera, la multa que te van a poner van a hacer baratos esos pocos dólares. Piensa que sí sois 4, os cuesta 2’50$ por persona, no merece la pena arriesgarse. Horseshoe Bend no es Parque Nacional, por lo que el Annual Pass no es válido, algo que resulta muy habitual en esta parte del país. Está abierto entre la salida y la puesta de sol, y si vas por la tarde a última hora, como hicimos nosotros, al llegar te dirán a que hora es el atardecer.

Qué ver

Tras dejar el coche en el parking, un paseo de unos diez minutos te lleva hasta el mirador de Horseshoe Bend. El río Colorado forma aquí un cañón de unos 300 metros de profundidad y cuya característica principal es la pronunciada curva que aquí forma, prácticamente un giro de 360 grados. Sólo hay un mirador, pero que vistas tiene ese mirador! Situado en el punto central de la curva, lo normal es encontrarlo lleno de gente haciendo fotos.

Si quieres algún sitio mas despejado, tendrás que ir a los lados del mirador. Podrás sacar increíbles fotos del rio Colorado, que discurre muchos metros por debajo tuya. Mira bien donde pisas, porque barandilla sólo hay en el mirador, y si no tienes cuidado puedes acabar bañándote en las aguas del Colorado…

Horseshoe Bend es una de las fotos que tienes que tener de tu viaje por la Costa Oeste

Otro de los atractivos de la Curva de la Herradura son sus dibujos petroglifos. Los petroglifos son dibujos tallados directamente sobre la piedra, y los que aquí se pueden ver, los hicieron los miembros de la tribu Anasazi. Fueron una antigua etnia que habitó estas tierras entre los siglos VIII y XII.

Finalizada nuestra visita a la Curva de la Herradura, sólo nos queda llegar a Page, donde pasaremos dos noches en el hotel Best Western View of Lake Powell, ya que el siguiente día nos espera el que seguramente fue nuestra mejor jornada en la Costa Oeste. Antelope Canyon y Monument Valley nos esperan…

You might also enjoy:

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.