Hoy no nos vamos de excursión, hoy nos quedamos en Madrid para visitar uno de los últimos restaurantes de moda de la capital, Running Sushi in Market.

El segundo restaurante del grupo Bellaciao en la capital ha abierto sus puertas hace apenas un mes en el terraza del conocido centro comercial La Vaguada, en la zona norte de Madrid.

Running Sushi in Market Madrid
Running Sushi in Market Madrid

Running Sushi in Market abre después del éxito de su hermano mayor, Running Sushi in Osaka, ubicado en la zona de Goya y que lleva triunfando desde junio de 2020.

Habíamos oído hablar de la reciente apertura y allí nos plantamos, un lunes a las 13:45 de la tarde, cual fue nuestra sorpresa cuando nos dijeron que todo estaba reservado, pero que podíamos apuntarnos en la lista de espera.

Primer chiqui punto positivo para el local, todo el personal es híper amable y agradable. Esperamos un ratito dando una vuelta y voilá! Una reserva falló y pudimos disfrutar la experiencia.

El concepto de Running Sushi es el famoso “All You Can Eat” o come cuanto quieras por un precio cerrado (bebidas aparte), si vas de lunes a viernes a comer el precio es de 13’90€ y si prefieres ir por las noches o los findes 17’90€, suena bien, verdad?

Nada más entrar en el local impresionan sus 600 metros cuadrados decorados con todo tipo de detalles que te trasladan a un mercado de Tokio, ojalá hubiésemos estado en Tokio para poder confirmaros si los mercados son así, ¡pero por lo que hemos visto en foto se parecen bastante!

Iluminación colorista, farolillos y puestos de venta de pescado con cartelería japonesa hacen que tu Instagram sea la envidia de toda la red y tus amigos te pregunten donde está ese sitio tan molón.

Las mesas están colocadas en torno a la cinta giratoria por la que van pasando más de 70 tipos de platos preparados que, según hemos podido leer, van a ir cambiando y mejorando poco a poco.

Por la cinta superior pasan los platos calientes y por la inferior los fríos. Ah, y ojo, los platos blancos son los postres, no hagáis como Miguelito que se comió entre medias un pan Bao relleno con crema de coco delicioso jejeje.

70 tipos de platos diferentes recorren las cintas

En el mantel que tienes en la mesa tienes la carta y si alguno de los platos que quieres probar no pasa por la cinta o no lo identificas, puedes pedírselo a los camareros y te lo traen al instante.

Te dan una hora para comer y que así pueda entrar el siguiente turno, pero os podemos asegurar que podéis comer tranquilamente ya que os da tiempo de sobra. No hace falta ponerse gocho en 10 minutos pensando que no te va a dar tiempo y terminar malo por un atracón.

Booking.com

A nosotros nos dio tiempo a grabar el video, hacer fotos y comer a nuestro ritmo. Así que Keep Calm and All You Can Eat.

Si os pensáis que la idea de un buffet de comida con precio cerrado es sinónimo de baja calidad, estáis equivocados, probamos entre los dos cerca de 20 platos, pequeños, que no somos buzones, y os podemos asegurar que la calidad es mucho más que aceptable.

La comida nos costó menos de 33€, dos menús y dos Coca Colas Zero.

Repetiremos seguro y en cuanto podamos iremos a Running Sushi in Osaka a ver si nos gusta igual que este.

Nos leemos pronto amiguitos!

También te puede gustar:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *