UA-154148864-1

Nueva Orleans es la reina del sur de los Estados Unidos. Comida criolla, caimanes, vudú, míticos locales de jazz o el Festival Mardi Gras son algunos de sus muchos atractivos.

Nueva Orleans fue nuestra primera parada en el roadtrip que hicimos en Estados Unidos en febrero de 2018. Un viaje en el que también visitamos Florida, pero eso ya os lo contaremos otro día. Tras aterrizar en el aeropuerto de Miami recogimos el coche de alquiler y pusimos rumbo a la ciudad que vio nacer el jazz. Como teníamos cerca de 1400 kilómetros, tras recorrer los primeros 550 hicimos noche en el hotel Red Roof Inn de Ocala, no sin antes ver los primeros caimanes del viaje en los canales que hay por el estado de Florida.

La mañana siguiente nos esperaban cerca de 900 kilómetros antes de llegar a Nueva Orleans. Tras dejar atrás Florida, cruzamos (es un decir, porque apenas los tocamos) los estados de Mississippi y Alabama. Una vez llegados a Nueva Orleans, directos a nuestro hotel, el Drury Plaza.

Los hoteles de esta cadena, además de ser muy cómodos y de ser de los mejores en cuanto a relación calidad/precio que conocemos en USA, ofrecen un buffet gratuito de merienda cena que incluye perritos, hamburguesas, tacos, etc, por lo que si quieres puedes ahorrarte el cenar fuera. Es nuestra cadena hotelera de referencia por allí.

De primeras nos fuimos a la orilla del Mississippi a tomar contacto con la ciudad mientras caía la tarde. A orillas del río podemos encontrar bastantes restaurantes donde degustar la cocina criolla, fusión de las cocinas de diferentes culturas como la europea, la africana y la americana previa a su colonización. Otro producto típico de la gastronomía de la ciudad son las ostras, son muchos los restaurantes que ofrecen este costoso producto. Ya con la noche encima, hay que irse al French Quarter a conocer la famosa vida nocturna de NOLA. Si os decíamos que Nueva Orleans es la reina del sur, mucha culpa de esta afirmación la tiene su increíble cultura musical. Los locales con música en directo se encuentran a cientos en éste animado barrio, el mas antiguo de la ciudad. Pero si queréis escuchar autentico jazz, género creado en esta maravillosa ciudad, lo encontrareis en Preservation Hall.

5% de descuento por ser nuestro lector

Un local en el que la música suena en vivo, y cuando decimos en vivo es literal. No hay micrófonos, no hay amplificadores ni altavoces, directamente de los instrumentos a tus oídos. Cinco shows al día de 45 minutos de duración en horario de tarde noche. Sin reservas, sin venta anticipada, llegas, haces cola, y cuando te toque, pagas 20$ en efectivo y pasas. Por no haber, no hay ni barra donde pedir algo de beber, en cambio, está permitida la entrada con bebidas de la calle. Al salir, si vas en la época del año en la que nosotros fuimos, finales de enero, puedes encontrarte con los preparativos del Mardi Gras y verte en medio de una fiesta callejera improvisada.

Algo que no podéis dejar pasar en vuestra visita a Nueva Orleans es acercaros hasta la zona de Baton Rouge a visitar una antigua plantación de algodón. Además de la visita, nos llevaremos una lección de historia sobre la guerra de secesión norteamericana.

La mañana siguiente decimos visitar una plantación de algodón. The Myrtles es quizá la más conocida de todas porque de ella se dice que es la mansión más embrujada de todo el país. La entrada cuesta 15$. Deciros que nosotros fuimos a ella, pero no entramos, ya que lo vimos muy «parque de atracciones», ya nos entendéis… A la que si fuimos fue a Rosedown Plantation, también 15$ la entrada, y la verdad es que os recomendamos muy mucho hacer esta visita. Siendo los únicos foráneos del grupo de 6 personas que hicimos la visita, el guía tuvo la deferencia de hablar de forma muy clara y pausada para que no perdiésemos detalle de sus explicaciones. Aparte de estas dos, en la zona hay más plantaciones tanto de algodón como de azúcar que podréis visitar.

¿ Sabes qué Bourbon Street, la calle principal del French Quarter, originalmente era conocida como Calle Borbón? Es debido a la colonización española del estado de Louisiana en la segunda mitad del Siglo XVIII. En muchas de sus calles podemos ver los nombres originales en perfecto castellano.

De vuelta a la ciudad nos acercamos hasta la zona de Algiers, una de las más pobres y peligrosas de la ciudad. Todavía podían verse los daños causados por Katrina, el huracán que arrasó el sudeste de los Estados Unidos.

Sin bajar del coche, pudimos ver cómo aun había cientos de casas en estado de ruina, techos inexistentes y calles en las que el asfalto era un recuerdo del pasado.

De vuelta al French Quarter nos pusimos a la búsqueda de la reina del vudú, Marie Laveau. Nueva Orleans tiene un pasado muy relacionado con esta práctica traída de África, y varios son los sitios que podemos visitar. Uno de los más curiosos es House Of Voodoo, una tienda donde encontrar millones de artículos y souvenirs. El Museo del Vudú, el cementerio de Sant Louis, lugar de entierro de la llamada «Viuda Paris», o el lago Pontchartrain, donde se llevaban a cabo algunas de sus ceremonias religiosas.

Booking.com

El día lo cerramos asistiendo al partido de la NBA entre New Orleans Pelicans y Sacramento Kings, nuestro primer partido NBA!! Un espectáculo que no podéis perderos en vuestra visita a EEUU. Como curiosidad, deciros que mostraron un tuit nuestro en los videomarcadores del pabellón.

Comienza el día en Nueva Orleans visitando el Cafe du Monde. Una cafetería que lleva abierta desde 1862 y que sirve los deliciosos «beignets». Un tipo de buñuelo cubierto de azúcar glass, delicioso!!

320x50

La mañana del segundo día, tras desayunar en el Cafe du Monde, cogimos uno de los tradicionales tranvías para conocer Garden District. Aquí podemos contemplar impresionantes mansiones de estilo sureño, también en este barrio se encuentra el cementerio de Lafayette, el más conocido de la ciudad. Terminamos nuestra visita a Nueva Orleans recorriendo uno de los numerosos pantanos que rodean la ciudad. Caimanes, mapaches, tortugas, ciervos y un gran número de aves pueblas las aguas pantanosas de Louisiana, encontrareis paseos en barco en muchos sitios. Nosotros lo realizamos con Cajun Pride Swamp Tours, más que nada, porque era el que más cómodo nos pillaba para poner rumbo a nuestro siguiente destino, Orlando. Si podéis, evitad ir los meses más fríos, ya que los caimanes, como buenos reptiles que son, se encuentran bastante aletargados y son más difíciles de ver que en épocas más calurosas.

Como veis, a pesar del poco tiempo que dispusimos para visitar Nueva Orleans, nos cundió bastante. La reina del sur merece que la tengáis en cuenta en vuestro próximo viaje a Estados Unidos, ¿ no os lo parece?

Os esperamos en nuestras redes, nos vemos pronto amiguitos!!

You might also enjoy:

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.