UA-154148864-1

La ciudad abandonada en el bosque es uno de los lugares más perturbadores que hemos visitado últimamente. Hoy os la traemos a nuestra sección «Más que viajes».

Piano abandonado

Si os decimos que en mitad del bosque, prácticamente sin señalizar existe una ciudad abandonada con hospital, cine, jardines, restaurantes, lavanderías ¿que nos decís? Cuando supimos de la existencia de este lugar no creíamos que pudiese seguir en pie, menos aun que guardase en su interior tantos secretos y elementos. Al abrir la puerta la sensación es de estar en un museo y os recordamos que si os visitáis un lugar como este, debes comportaros de la misma forma que cuando visitamos un museo, no tocar y sobre todo no llevarse nada! Os imagináis que pasaría si todos nos llevásemos un recuerdo de este tipo de lugares? Lo primero es que no podemos coger cosas que no son nuestras. Lo segundo, cuando os contemos la historia de este lugar, os van a quedar pocas ganas de llevaros nada.

Buscando en la hemeroteca encontramos la historia de este lugar. Siglo XX: Una enfermedad infecciosa asola el mundo. Los gobiernos deciden crear ciudades en las que se puedan alojar estos enfermos y no continuar propagando la enfermedad.

Dentista abandonado

En esta ciudad no solo vivieron estos enfermos si no que se construyó uno de los hospitales mas novedosos y pioneros del país llegandose a tratar la enfermedad hasta su prácticamente extinción.

Debido a la gran cantidad de personas que vivieron en la ciudad, se pueden observar restos del taller de un zapatero, salas de ocio, salas de dentista, óptica, etc. En definitiva, todo lo necesario para poder vivir en las instalaciones sin tener que salir del complejo para nada. También tuvieron cine y sala de música, pero de esto ya no queda nada.

Si os preguntáis el por qué del abandono, hemos podido saber que al erradicarse la enfermedad el complejo fue cedido a la Iglesia para que lo puedisen seguir utilizando. No lo hicieron y si alguien no interviene urgentemente los dias de las edificaciones están contados. Muchos techos se han derrumbado y el estado de las construcciones está gravemente dañado.

Si os ha gustado la historia y ver las fotos, os va a encantar el video que pudimos grabar en nuestra primera visita. Si, hemos ido en otra ocasión, pero eso lo dejamos para otro día.

Gracias amigos por acompañarnos una vez más. Besos y abrazos.

You might also enjoy:

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.